Qué Se Escucha

Canciones que odiamos por culpa de la publicidad

El medio televisivo ha servido para muchos grupos como un puente a las grandes masas, a la fama y al reconocimiento. Pero el poder de abarco e insistencia es un arma de doble filo para la música. Los anunciantes, poseídos por el furor del éxito del tema de su pieza, amartillan constantemente nuestros oídos hasta que la única alternativa posible es aborrecer la canción.

La publicidad monopoliza el medio y rige las tendencias sociales convirtiéndose en una herramienta que conlleva una gran responsabilidad.

Muchas veces, los equipos creativos, presa de una corriente de inspiración, caen en que no hay nada mejor que un buen clásico para atraer al target adecuado, para llegarles a la fibra e intentar ganarse su complacencia.

Juntan a un grupo de jóvenes, sonrisa en cara, móvil en mano y en la sesión de música de la semana toca: Come Together versión cutrefónica.

Súmalo a un presupuesto publicitario, que no es mayor porque no quieran sino porque no les dejan, y obtenemos esto:

Una canción deformada, descontextualizada ¿para que el nuevo toque atraiga a públicos más jóvenes? ¿O para que los oyentes habituales sufran con la versionada canción, y los nuevo públicos no entiendan de que va la canción?

El problema: unos 80 pases diarios distribuidos por las diferentes cadenas, cada día durante unos cuantos meses, y cuando dejen de emitirlo y bajes la guardia, ahí estará otra vez, el pase se repetirá unos pocos meses más, condenando la canción a la asociación inevitable con la marca y el pinchazo automático de pena por el atentado musical.

Víctimas publicitarias:

  • Come Together – The Beatles
  • California Dreaming – The Mamas & The Papas
  • Girls Just Wanna Have Fun – Cyndi Lauper

Si a alguien se le ocurre otro ejemplo se puede añadir a la lista póstuma.

The  television has served many groups as a bridge to the masses, fame and recognition. But I embrace the power and persistence is a double-edged sword for music. Advertisers, possessed by the fury of the success of the subject of his piece, cocked our ears constantly until the only alternative is to hate the song.

Monopolizes advertising medium and governed social trends becoming a tool that comes great responsibility.

Many times, the creative teams, dam a stream of inspiration, fall in that there is nothing better than a good classic to attract the right target, to get through to the fiber and try to earn their complacency.

They join a group of young, smile on face, hand and mobile music session in the week it: Come Together cutrefónica version.

Add it up with an advertising budget, which is not greater because they want to but because they do not leave, and get this:

A song distorted, decontextualized why would the new twist attract younger audiences? Or for listeners suffer with versioned usual song, and the new government that will not understand the song?

The problem: about 80 daily passes distributed along the chain, every day for a few months, and when they stop issuing it and let your guard down, there will again repeat the pass few months, condemning the song to the association inevitable with automatic puncture mark and sorry for the musical attack.

Victims advertising: 

  • Come Together – The Beatles
  • California Dreaming – The Mamas & The Papas
  • Girls Just Wanna Have Fun – Cyndi Lauper

If someone comes up with another example can be added to the list posthumously.

 

Anuncios

11 pensamientos en “Canciones que odiamos por culpa de la publicidad

  1. Estoy muy de acuerdo!!! Por culpa de los anuncios hay canciones que antes me encantaban y ahora aborrezco, però, por lo contrario, tengo que decir que gracias a algunos anuncios publicitarios he podido descubrir algun que otro grupo de música que hasta el momento aún escucho. Es la típica situación en que vas corriendo a buscar el móvil porque has escuchado una canción que te gusta y con uno de esas aplicaciones que sirven para averiguar el intérprete i nombre la consigues, al fin, después de tanto haberla escuchado, o no.

  2. cuanta razón!!! desde que Decathlon utiliza temas de Sigur Ros, si suena alguna canción suya en otra parte me imagino gente con tiendas de campana (no tengo enye) que se montan en tres segundos

  3. Totalmente de acuerdo. Aunque tengo que reconocer que aborrezco la televisión y especialmente los anuncios publicitarios. Por ese mismo motivo me considero un ignorante en sendos temas y se podría decir que el efecto lo recibo de forma indirecta a modo de amistades con cierta afición a cantar cancionzillas pegadizas , que cuando pregunto siempre responden “Es del anuncio de X, no lo has visto?” . Aún son peores las canciones de novo para un anuncio en concreto. De esta índole recuerdo con especial amor la campaña publicitaria pseudoecologista de la generalitat de catalunya con el boom “Envàs on vas”.
    “Dios” me guarde del usos de canciones por mi amadas en campañas publicitarias, o se produciría el conocido efecto “alarma” ( se entiende como la aversión a una canción que antes provocaba una erección del vello cutáneo por el usos reiterativo para levantarse por la mañana.)

  4. Muy interesante! Estoy de acuerdo con el artículo, muchísimas veces me ha pasado. También creo haber escuchado canciones de los Ramones en anuncios de coches (?) aunque no estoy segura de cuales.anuncio fueron. En fin…
    Buen trabajo con la iniciativa del blog! Continúa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s